La Administración Federal de Aviación (FAA) anunció que impartirá dos multas separadas para Boeing, por un total de U$1.25 millones.

El ente regulador asegura que los gerentes de Boeing habrían interferido con el personal designado por la FAA en la planta de Charleston, Carolina del Sur, donde se produce el 787.

La FAA multará a Boeing por presionar a sus trabajadores del programa 787

Según la FAA, la primera multa por U$1.06 millones es porque Boeing no implementó correctamente una estructura de su programa de Autorización de Designación de Organización (ODA), que es aprobado por la FAA. La administración afirma que entre noviembre de 2017 y julio de 2019, los empleados de dos unidades de ODA informaron a la compañía que no habían sido aprobados para trabajar como gerentes del programa ODA.

“Boeing no se aseguró de que los administradores de la ODA estuvieran en posición de representar efectivamente los requerimientos de la FAA”, asegura el comunicado.

El programa ODA permite a los fabricantes de aeronaves delegar a sus propios trabajadores para realizar ciertas funciones aprobadas en nombre de la FAA, como la inspección de aeronaves y la emisión de certificados de aeronavegabilidad.

La segunda multa de U$185,000 afirma que Boeing no siguió los procedimientos de control de calidad (QC) y sometió a los designados de ODA a una presión indebida e “interfirió con una inspección de aeronavegabilidad de un Boeing 787-9”.

A pesar de la interferencia de Boeing, los miembros de la unidad ODA pudieron cumplir con su función y garantizar que la aeronave fuera segura para operar antes de emitir sus certificados de aeronavegabilidad.

La planta de Boeing en Carolina del Sur ha sido objeto de varias controversias, incluidas denuncias sobre fallas de seguridad en el proceso de ensamblaje del Boeing 787. En 2019, un ex empleado de la compañía afirmó que hasta una cuarta parte de los sistemas de oxígeno instalados en Dreamliners podrían ser defectuosos.

El comunicado de la FAA asegura que “Boeing tiene 30 días después de recibir las cartas de cumplimiento de la FAA para responder a la agencia”.

Fuente: Aviación Al Dia