Afirman que se están flexibilizando las normas. “Eleva exponencialmente los riesgos de incidentes”. Recuerdan lo que pasó con LAPA.

Los gremios aeronáuticos APLA, UALA y APTA, junto al cuerpo de Delegados de ATE, manifestaron hoy su “preocupación extrema” por la situación en la que se encuentra la aviación civil argentina producto de lo que señalaron como “erradas políticas” implementadas por la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC).

Así lo expresaron a través de un comunicado de prensa difundido hoy, en el que indicaron que, “en representación de los Cuerpos de Delegados y de los Consejos Directivos Nacionales de ATE, APLA, UALA y APTA”, expresaban “la preocupación extrema” generada por “la situación de la Aviación Civil Argentina”.

En ese marco, apuntaron contra lo que definieron como “las erradas políticas decididas e implementadas por la máxima autoridad a cargo de la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC)”, que -indicaron- “tiene por misión normar, regular y fiscalizar la aviación civil argentina, para garantizar su seguridad y excelencia en todos los órdenes”.

Aeronáuticos manifiestan "preocupación extrema" y advierten que hay riesgo de “siniestros”

“Sin embargo, hoy en día, la ANAC se encuentra haciendo todo lo contrario, flexibilizando y relajando las normas aeronáuticas nacionales como deteriorando la capacitación, funciones y autoridad de los profesionales que la conforman, su irremplazable capital humano”, advirtieron los gremios en el comunicado.

Allí, remarcaron que, con ese accionar, se está conduciendo al país “hacia un escenario de desregulación integral de su transporte aéreo civil”, algo que, a criterio de los gremios, “eleva exponencialmente los riesgos para que aumenten los incidentes y accidentes aéreos”, e incluso “siniestros tan trágicos como los que ya hemos padecido”, en alusión a la tragedia de LAPA.

Con estos argumentos, reclamaron que “no se reemplacen las rigurosas normas aeronáuticas argentinas (RAAC), por las más blandas y menos exigentes latinoamericanas LAR, con el único propósito de bajar los costos de los operadores aéreos”.

Incluso, plantearon que “cualquier armonización de las normativas, debe ser realizada con la participación plena de las asociaciones profesionales y gremiales que conforman nuestra Aviación Civil, y estar solo destinadas a su perfeccionamiento y brindar mayor seguridad aérea”.

Por otro lado, los gremios aeronáuticos también solicitaron que “se establezca un Convenio Colectivo de Trabajo para todos los trabajadores del sector”, y que “se fortalezca el rol y las funciones del inspector de ANAC en todas las áreas”, entre otras demandas.

“Los trabajadores de la ANAC, hemos decidido transitar un camino de unidad y diálogo permanente, con el objetivo de luchar para que no se degrade la seguridad aérea en la Aviación Civil Argentina, ni en sus normativas, ni en el respeto debido por los profesionales que integran la ANAC, quienes deben asegurar que las mismas se cumplan estrictamente”, postularon.