Los futuros vuelos de Air France en larga distancia -la compañía que los operará, Boost- «no serán low cost sino lower cost». Para los profanos: la aerolínea francesa se adentrará en el mundo de los vuelos a precios más bajos pero no se convertirá al bajo coste. Así lo aseveró el presidente de KLM, Pieter Elbers, en una reciente visita a España.

Presidente de KLM Air France no volará low cost sino lower cost a larga distancia

Tras un periodo de consolidación de la industria aeronáutica europea, que, según Elbers «realmente empezó con fusión de KLM y Air France, la consolidación seguirá». Las low cost incrementarán más su cuota de negocio en Europa, pero paso a paso algunas de las aerolíneas tradicionales como KLM, Air France o Lufthansa están recuperando cuota de mercado. La razón es que «no hay crisis en el negocio de las aerolíneas», afirma.

Si algo tienen claro las compañías tradicionales en Europa es que no quieren quedarse fuera del mercado low cost de larga distancia, como les ocurrió con el europeo. «Está claro que el bajo coste en Europa ha cambiado el panorama completamente», reconoce Elbers. «Hace 20 años no creímos que ese negocio sobreviviría y hoy son los más grandes», afirma de Ryanair e easyJet. «No cometeremos el mismo error de nuevo».

Por esa razón, dice el presidente de KLM, «el grupo IAG [a quien considera un serio competidor, y en particular a Iberia tras su impresionante cambio] está empezando a «experimentar con el largo radio low cost». La holandesa, en concreto, está «recortando, otra vez, nuestras tarifas en el largo radio» y Air France ha anunciado que «implantará un programa para desarrollar algunos precios más bajos, no low cost, para operaciones de largo radio». «No es un bajo coste como Norwegian», remarca Elbers. Por tanto, tampoco como el de IAG con Level, operado por Iberia.

Los destinos de estos vuelos a precio más bajo de Air France «no están especificados». Aunque Elbers cuenta que «se han mencionado algunos como Kuala Lumpur o Bangkok, e incluso América». En el continente europeo el presidente de KLM explica que su negocio se está basando en rebajar los costes de Air France y de KLM. En el bajo coste de corto radio «operamos el low cost a través de Transavia», una aerolínea que logró salir de números rojos en 2016. «La filosofía inicial de Transavia era desarrollar una aerolínea de bajo coste a nivel europeo. Hemos revisado esto y puesto más énfasis y recursos en los mercados francés y holandés. Nos enfocaremos más en nuestros mercados locales y reubicaremos las bases después del verano», afirma Elbers.

España es un punto de interés para el grupo franco holandés. «Tiene una importancia creciente para nosotros», admite el presidente. Y Air France-KLM aumentará su oferta en nuestro país un 7% en la temporada de verano. De hecho, los holandeses son el tercer mercado emisor de turistas para una localidad tan relevante en el sector como Benidorm, y sus llegadas a España han ido incrementándose sustancialmente. «Si miras la situación de la demanda en España hace unos años con la crisis económica y ahora ves el muy positivo desarrollo del mercado. Es la razón -dice- por la que KLM está indagando en este mercado». Elbers reveló que durante su estancia mantendría encuentros con agentes locales. «Estamos considerando abrir nuevas rutas a España». Nuestra estrategia para el país es enérgica».

Las decisiones que está adoptando la aerolínea le están sirviendo para crecer en mercados como el español. El año pasado abrieron 16 nuevos destinos y este abrirán 12 o 14. «Estamos aplicando dos dinámicas diferentes al mismo tiempo; cambiando la compañía», afirma. En la red europea reducen costes «para competir con las aerolíneas de bajo coste»; y «esa reducción es lo que nos está permitiendo crecer de nuevo en mercados como España, donde KLM ha estado muy plana durante años». Con costes más bajos hemos empezado, cuenta Elbers, «a competir de nuevo e incorporar nuevos destinos: ahora tenemos siete y solíamos tener dos». Han aumentado un 30% en los últimos tres años.

En la red de largo radio invierten «mucho en calidad para competir con las aerolíneas del Golfo». Pero, además, su queja se centra en que «en Europa pagamos cientos de millones de euros en seguridad, infraestructuras aeroportuarias, desarrollo… y si nuestros competidores no, está claro que no compiten en igualdad de condiciones», denuncia el directivo de KLM. Y pide a la Unión Europea, «que la Comisión nos asegure que las negociaciones de tráfico aéreo son muy claras, acordadas,y comprenden medidas de seguridad que permitan la justa competencia».

Su negocio de largo radio lo desarrollan «con socios». «Estamos invirtiendo en muchas alianzas en el mundo; tenemos socios en China, en EEUU, en Sudamérica; así que cubrimos el mundo con ellos». Dice Elbers que han puesto «especial énfasis en los últimos cinco años» en su red en Sudamérica, de donde salieron hace 10 años. Allí «ahora tenemos 17 destinos, entre América Central y Sudamérica; 17 vuelos cada semana».

A todo ello contribuye la unión de esfuerzos de Air France y KLM «porque la combinación de tener dos hubs -París y Ámsterdam- tan fuertes para las conexiones nos permite ser líderes entre Europa y América Latina», destaca el holandés. «Es una ventaja que muchos de nuestros competidores no pueden ofrecer», y por ello se están enfocando en desarrollar una red para que Air France y KLM operen los mismos destinos. Lo tiene claro: «Tenemos bases fuertes para competir».

Fuente: elmundo