El consejero delegado de la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA(link is external)), Alexandre de Juniac, urgió a las autoridades de todo el mundo a acercarse y compartir información con la industria aérea para mantener operaciones seguras.

Subrayó los resultados de un estudio que mostró que, de mil accidentes aéreos ocurridos durante la última década, solo hay información completa de 300.

Exhorta IATA a gobiernos a trabajar juntos

“Para aprender de un accidente, necesitamos informes completos, accesibles y puntuales. Los Estados deben, además, respetar plenamente los estándares y procesos establecidos por todas las partes interesadas en acuerdos globales en el contexto de la investigación”.

Durante su ponencia en la conferencia sobre seguridad operacional y aérea celebrada en Seúl, Corea del Sur, De Juniac aseguró que “la seguridad es la máxima prioridad de los socios de la aviación”, y resaltó que el año pasado se realizaron 40 millones de vuelos sin ningún percance.

Sin embargo, señaló que es necesaria la cooperación en el área de la investigación de accidentes aéreos para la definición de estándares globales.

Y nuevamente se pronunció en contra de las políticas tomadas unilateralmente por los gobiernos, específicamente las restricciones impuestas por Estados Unidos y el Reino Unido al transporte en cabina de aparatos electrónicos grandes en vuelos procedentes de Oriente Medio y norte de África.

“Estas situaciones deben hacer reflexionar a los gobiernos sobre la necesidad de compartir información con la industria y apoyar a la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) en el desarrollo de un plan de seguridad aérea global”, puntualizó.

Con respecto a la latente amenaza de ataques terroristas, reiteró que debe de existir cooperación entre las autoridades y las aerolíneas para mitigar dichos peligros.

Apeló a la rapidez en el manejo de la información generada por los más de 100 mil vuelos diarios, ya que esto puede ayudar a predecir dónde se presentará la siguiente amenaza. Y puso como ejemplo la iniciativa de Gestión de Datos Globales de Aviación (GADM, por sus siglas en inglés) que incluye a más de 470 organizaciones.

Finalmente, urgió a la unificación en torno al uso de drones para prohibir que éstos sobrevuelen el espacio aéreo de los aeropuertos.

Fuente: Redacción A21